Vitrinas de Pared

Vitrinas de Pared

Nuestras vitrinas de exhibición de pared se dividen en dos categorías: empotradas en pared, o montadas contra la superficie del muro. Ambos tipos están equipados con repisas interiores, equipo de iluminación, diversos tipos de cristal y, al igual que nuestras vitrinas centrales, con distintos sistemas de acceso.

Las vitrinas de pared empotradas se dividen a su vez en dos tipos: un tipo cuyo cerramiento se puede construir dentro del muro y separado del piso – para lo cual en algunas ocasiones es necesario reforzar los muros, o integrar patas ocultas para apoyo – y otro tipo que se construye completamente independiente del muro dentro de un nicho y al cual se agregan molduras auxiliares para darle terminado al frente y ocultar los herrajes.

En algunos casos las vitrinas empotradas en pared se fabrican con apertura lateral para puerta coplanar para evitar el riesgo que representa el peso de las puertas de vidrio con bisagra al abrir, o simplemente para optimizar el espacio al frente. Aunque la opción más común es la de puertas con bisagra, este tipo de acceso se puede emplear también en vitrinas de pared más pequeñas.

Las vitrinas de pared montadas sobre la superficie del muro generalmente se fabrican en dimensiones pequeñas y con las mismas opciones de repisas e iluminación, aunque generalmente con tapa y paneles laterales de cristal, similar a una cubierta de cristal montada en pared sin parteluces vertical u horizontal.